La pasión es una de las herramientas más poderosas de las que disponen las marcas para generar engagement, y en segunda instancia, ventas. Sin embargo, esto es algo que la mayoría de las marcas desconocen o no lo saben aprovechar. He ahí la diferencia entre ser una marca del montón o ser una marca que fidelice a sus clientes a través de una pasión común.

Engagement, quiere decir en inglés “compromiso” y aplicado al marketing se utiliza como término para definir el objetivo que toda marca que aspire a convertirse en lovemark debe perseguir: conectar emocionalmente y construir relaciones sólidas, fuertes, recíprocas y duraderas con sus clientes. Esto es importante porque el engagement se traduce al final en ventas.
A más engagement, más ventas. Así de claro

 

¿Qué es la pasión?

La pasión es una emoción muy fuerte que sentimos hacia una persona, tema, afición, idea u objeto. Todos, absolutamente todos, sentimos pasión por algo. Y es un hecho que nuestras pasiones nos hacen vulnerables en tanto que a través de ellas resultamos fácilmente conquistables.
Así lo confirma un estudio de Google, TNS y Ogilvy, según el cual los consumidores son mucho más propensos a elegir  frente a aquellas que sólo animan a comprar sus productos. 
Y es un porcentaje muy alto el que sale a relucir en éste estúdio, ya que afirman que los consumidores ,que fueron nada más y nada menos que 2.458,  eligen las marcas que se dedican a ellos, que les prestan atención y comparten en sus pasiones e intereses hasta un 42% más que las marcas que no lo hacen y sólo intentan venderle insisténtemente su producto.
 PASION

Si quieres generar pasión en tu público objetivo debes saber que:

1. La pasión mueve a las masas

Está más que analizado. Si la fe mueve montañas, la pasión mueve a las masas. Cuando se trata de algo que nos apasiona somos capaces de viajar hasta donde haga falta, de hacer colas durante horas para comprar una entrada o de pagar precios desorbitados por el producto de nuestros sueños.
Queremos sentirno especiales, queremos sentirnos únicos, queremos sentirnos acogidos a una comunidad con nuestras mismas pasiones.

2. La pasión es lo que construye una comunidad de marca.

La pasión no sólo nos mueve, sino que también nos une porque cuando compartimos una misma pasión con otras personas se genera un sentimiento de conexión entre todos ellos que hace que tengamos más afinidad y  más feeling entre todos. Así es como comienza la gestación de una buena comunidad que se precie.
Aquí marcamos ya uno de los objetivos principales en la tarea de conseguir engagement entre nuestra marca y nuestros clientes.
Un cliente fidelizado será tu mejor publicidad de por vida. Así que imagínate por un momento qué podrían hacer una comunidad de clientes que sientan pasión por tus productos.

3. La pasión genera afinidad y vínculos con la marca

Cuando una marca es capaz de identificar la pasión que comparte su público objetivo y construye una propuesta de valor en torno a esa pasión, consigue generar engagement. Es decir, consigue que el público se identifique y sienta afinidad con la marca, lo cual hará que la prefiera y que cree posteriormente vínculos con ella.
Los vínculos con una marca con la que te sientes identificado puede llegar hasta límites insospechados , y una vez que se consigue es fácil seguir por éste camino, ya se conoce qué ha funcionado y tienes seguidores fieles esperando tu siguiente promoción, tu siguiente evento o tu nuevo producto.

4. La pasión genera felicidad

Nuestras pasiones nos hacen sentir vivos cada día. Por lo tanto el sentirnos vivos haciendo lo que nos apasiona nos hace felices cada día.
¿Y no es eso justamente lo que perseguimos cada uno en nuestras vidas?
Por tanto, si tu marca se involucra de verdad en aquello que le apasiona a tu público objetivo estarás contribuyendo a que se sientan más felices, y generar felicidad es sin duda la mejor manera de conseguir engagement.
Nada une más a una comunidad o a un grupo de personas que sentir momentos de felicidad conjunta por algo, sentirse especiales y sentir que ése sentimiento es compartido por los quelo rodean.
pasion 2
Por eso, si quieres llegar a formar una comunidad con seguidores reales y activos no te preguntes únicamente qué necesita tu público, pregúntate más bien qué le apasiona, qué le hace sentir vivo cada día y qué le hace sentir felicidad .
La pasión de tu público es la clave.
¿Tu marca tiene seguidores apasionados?
¿Tu marca genera pasión?
CopywriterBelleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *